Turismo en Kandy

Turismo en Kandy
Situada en la provincia Central, se encuentra a 116 km de la capital (Colombo) y tiene una población de aproximadamente 125.000 habitantes. Se trata de una de las ciudades más bellas de la isla, ubicada entre montañas y junto a un lago tranquilo, además de la urbe más sagrada del país, ya que alberga la reliquia llamada el Diente del Buda. El festival Perahera, que se celebra entre julio y agosto, también tiene lugar en Kandy.


Antiguamente se llamaba Senkadagala y floreció como centro cultural y religioso en torno al siglo XII, destacando dos siglos después como centro político. En 1590 los jefes de Kotte convirtieron Kandy en la capital de un reino independiente que duró dos siglos, resistiendo a portugueses, holandeses e ingleses. En 1815 los ingleses derrotaron a este reino y la ciudad pasó a estar bajo su control hasta la independencia de Sri Lanka en 1948.


Turismo en Kandy
Como referencia para las visitas a la ciudad, se puede tomar el lago, lugar tranquilo y por el que resulta agradable pasear. Se trata de un lago artificial situado entre las montañas, que fue mandado hacer por uno de los reyes de Kandy (Sri Wickrama) en el siglo XIX. Precisamente este rey utilizó la isla que se encuentra en mitad del lago como harén. Una actividad que merece la pena es pasear el lago rodeándolo, con la posibilidad de sentarse en lugares recogidos del recorrido y disfrutar de la tranquilidad de las aguas del lago.

Si se sale del Hotel Queen’s, a sus espaldas el visitante puede recorrer las innumerables calles estrechas que cuentan con bancos, tiendas y mucha animación. Es muy curioso visitar el bazar y el mercado central, donde poder adquirir una gran variedad de especias, cacao u objetos artesanos. Precisamente hay en esta zona un Centro de Artes y Artesanía.
Turismo en Kandy



Al norte se encuentra la mayor parte de la ciudad, contando entre sus hitos el Hotel Queen’s y la avenida principal. En la zona sur del lago las montañas sirven de límite, pero en el lado norte del lago se ubica el Templo del Diente del Buda, así como la Sociedad de Publicaciones Budistas. En las laderas de las montañas hay un complejo turístico y una gran área residencial, además de monasterios y el Hotel Suisse, de ambiente tranquilo debido a su situación alejada del bullicio.

Turismo en Kandy
Dalada Maligawa:


Situado junto al lago, se encuentra abierto todos los días en horario de 6:00 a 17:00 h. Se trata de un conjunto de pabellones de muros rosas y tejados rojos de pizarra, rodeados por una gruesa muralla. En este complejo se halla el Templo del Diente del Buda, edificado entre los años 1687 y 1782, a lo largo del gobierno de varios reyes.

Aquí se guarda la reliquia budista más venerada, llevada a la isla por la princesa Orissan. El Diente está guardado en un relicario que a su vez está rodeado de otros seis, ubicado en un santuario y expuesto al público, que puede contemplarlo a través de un cristal. Las colas de fieles que se juntan para admirar la reliquia son enormes, formándose todas las tardes, mientras suenan tambores y trompetas de fondo.
Uno de los edificios del Dalada Maligawa tiene forma octogonal y fue levantado en época de Sri Wickrama Rajasinha, manteniendo en su interior una gran biblioteca. Todos los días se llevan a cabo tres ceremonias, pudiendo visitarse una curiosa imagen de Buda hecha de cristal. Este edificio está decorado ricamente, siendo muy interesante de contemplar tanto en su interior como en su exterior.
Turismo en Kandy




A su lado se levantan el Museo Nacional y el Arqueológico. El Arqueológico se abre al público a diario de 9:00 a 17:00 h; en él se exponen joyas, reliquias y otros objetos donados al templo por la gente. El Museo Nacional se sitúa en el interior de un edificio que antiguamente fue utilizado por los monarcas de Kandy como casa para sus concubinas. En sus salas se exponen objetos tales como armas, tronos, reliquias... que corresponden a los reyes entre los siglos XVII y XVIII. Este museo está abierto a diario, exceptuando los viernes y sábados, de 9:00 a 17:00 h.


Turismo en Kandy
Templos de Kandy :

Entre los muchos que hay, destaca el Templo Kataragama, situado cerca del hotel Queen’s, muy ruidoso y con mucha gente, como suele suceder con los santuarios hindúes. Al noroeste del centro de la ciudad, cerca de la estación de tren, se encuentra el Asgiriya Vihara, templo de la secta budista de Siam, o Nikaya Siyam. Este edificio data del siglo XVII y cuenta con una espléndida biblioteca.
Delante del Dalada Maligawa, en la otra orilla del lago, se alza el Malwatta Vihara, monasterio budista construido a finales del siglo XVI, en el que se llevan a cabo ordenaciones todos los años. Se trata de una construcción imponente y merece la pena visitarlo y disfrutar de su silencio y belleza.



Turismo en Kandy
Festivales y danzas de Kandy :

El festival de mayor importancia que se celebra en esta ciudad es el Perahera, que se celebra entre los meses de julio y agosto a lo largo de diez días, con desfiles de elefantes adornados de forma muy curiosa y llamativa. Otro espectáculo que merece la pena ser admirado es la danza kandyan, con tambores y ritmo muy potente. Los bailarines que lo ejecutan son atletas y acróbatas, incluyendo también números con fuego, saltando entre las llamas y caminando con los pies descalzos sobre brasas. En la Kandyan Art Association, situada en la orilla del lago, cerca del Templo del Diente del Buda, se puede disfrutar de estas danzas.



Turismo en Kandy
Compras en Kandy :
El visitante tiene mucha variedad de objetos entre los que elegir para comprar: hechos en madera, bronce, latón, cobre, plata, marfil y tela. Si se quiere se puede acudir a la Kandyan Art Association (mencionada un poco antes) o al Laksala (dejando el lago en dirección oeste), pero lo mejor es acostumbrarse y hacerse a la idea de regatear en los bazares. Si se elige el Mercado Central, situado en Station Road, se podrá encontrar todo tipo de hortalizas, frutos, especias y telas variadas.