Cómo llegar a Sri Lanka :

La inmensa mayoría de visitantes llegan a la isla por aire, al aeropuerto de Colombo, cuyo nombre completo es Bandaranaike International Airport, situado a unos 30 km al norte de la capital en Katunayake. Es un aeropuerto bien atendido, cuidado y de estancia agradable. Es posible cambiar moneda, tiene cafetería y tiendas de duty free, como cualquier aeropuerto internacional. El taxi tarda una media hora en hacer el recorrido entre el aeropuerto y Colombo, aunque también es posible recurrir a un autobús o al tren para recorrer esta distancia.
Para ir por tierra, desde casi cualquier lugar de la India existe la posibilidad de tomar un tren, teniendo que hacer varios transbordos y conexiones hasta Rameswaram, desde donde se coge un transbordador hasta Tailamannar, en Sri Lanka. Este servicio suele suspenderse durante los meses de noviembre y diciembre, así que hay que tenerlo en cuenta. Se puede viajar con el coche o moto, por lo que este medio es el más recomendable para visitar la isla partiendo del sur de la India. Si se prefiere ir por mar, hay varias líneas de navegación que conducen a Sri Lanka.

Equipaje de Sri Lanka :
Es recomendable llevar ropa ligera, de algodón a ser posible, aunque también hay que contar con alguna prenda de abrigo si se viaja en épocas más frescas o se va a zonas de montaña, especialmente al caer la noche. En cuanto al calzado, es apropiado que sea cómodo y fresco, unas sandalias o mocasines valdrán. Para la cabeza, el sombrero de cualquier tipo y las gafas de sol son imprescindibles, recordando que es un país tropical.


Moneda de Sri Lanka :

La moneda de Sri Lanka es la rupia cingalesa (LKR), que equivale a 100 piastras. Podemos encontrar billetes de 5, 10, 20, 50, 500 y 1000 rupias; monedas de 1, 2, 5, 10, 25 y 50 céntimos, y monedas de 1, 2 y 5 rupias. Es recomendable llevar siempre a mano monedas y billetes pequeños para las transacciones del día a día.
Es posible cambiar moneda en bancos, aeropuertos y edificios oficiales con autorización, debiendo guardarse los recibos de estas operaciones para evitar cualquier problema una vez se vaya a abandonar el país. Las tarjetas de crédito y los cheques de viaje se admiten como forma de pago en las ciudades más importantes de la isla, así como en los establecimientos de cierto nivel.
En cuanto a las propinas, cuando no vienen incluidas en la factura, la costumbre es dejar el 10%. Hay que tener en cuenta que los mozos que transportan maletas y en general las personas que trabajan en sector servicios esperan recibir alguna pequeña aportación, aunque eso ya depende del viajero.

Horarios en Sri Lanka :
En Sri Lanka tienen 5:30 horas más en relación al horario GMT; 4:30 horas más con respecto a España, aunque depende de la estación del año. Los horarios comerciales suelen ser de 8:30 a 16:30 h, cerrando algunos establecimientos los sábados, aunque no todos y los horarios flexibles son bastante comunes. Lógicamente durante las fiestas religiosas y los días festivos oficiales, es habitual que todos los comercios estén cerrados al público.

Gastronomía de Sri Lanka :
Un plato típico cingalés es el sambol, que suele mezclarse con el arroz y puede llegar a ser muy picante, hecho con lima, pescado, cebolla, coco y pimiento, entre otros ingredientes. El arroz al curry puede prepararse de varias maneras, ya que en Sri Lanka hay muchas variedades tanto de arroz como de curry.
La indiappa está preparada con fideos o tallarines hechos con harina de arroz y pueden tomarse solos o como acompañamiento para otros platos, haciendo las veces pan. Un plato muy interesante es el lamprais, elaborado con berenjenas, pasta de gambas, carne, arroz y curry.
Los dulces de Sri Lanka tienen un gran dulzor, al igual que los hechos en la India, además de contar con muchos tipos distintos. El clima tropical de la isla hace que la fruta sea un complemento apropiado a muchas comidas, pudiendo comerse mangos, plátanos, limas, frutas de la pasión, manzanas, uvas y otras muchas más, todas de excelente sabor.
Para combatir el calor se puede beber jugo de coco, de un tipo de color anaranjado que tiene mucho líquido. Este jugo debe tomarse con precaución, ya que puede afectar a los estómagos sensibles. Para los que gusten de los lácteos, en la isla se produce un requesón muy rico. El té con especias se sirve mucho, igual que en la India, de hecho a veces parece más bien una sopa con muchos condimentos más que una infusión.

En la capital, Colombo, se puede disfrutar de la comida en los numerosos hoteles y restaurantes con los que cuenta, pero en los pueblos la oferta se reduce significativamente, teniendo el turista que recurrir a las comidas locales, basadas principalmente en el arroz, que es el alimento base de la cocina cingalesa. Al igual que en la India, tradicionalmente en Sri Lanka se come con la mano, siendo la derecha la mano utilizada siempre.